lunes, 17 de junio de 2019

El origen, motivo importante en la compra de alimentos


La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria participó en abril de 2019 en el Eurobarómetro, con unas preguntas centradas en las percepciones de los consumidores en materia de seguridad alimentaria. Para cado uno de los 28 países de la Unión Europea están disponibles los resultados nacionales, lo que nos permite comparar España con los demás países de su entorno.

Para los consumidores europeos, el origen del alimento es el factor más importante en la elección de compra. El 53% de los europeos indica que el origen les importa mucho, a diferencia del 41% en el caso de los españoles. En cambio, para los españoles es más relevante el contenido nutricional (56%), algo que la media europea valora menos (44%). Los principios éticos y las creencias (consideraciones medioambientales, responsabilidad social, etc.) no ocupan los primeros puestos en términos generales, pero son razones más importantes en los países nórdicos, lo que hace que la media comunitaria (19%) duplique el peso que tiene entre este motivo entre los españoles (8%).

Ítems seleccionados
% de encuestados en
España
UE-28
Interés personal en el tema de la seguridad alimentaria
37
41
Origen del alimento como aspecto más importante en la compra
41
53
Contenido nutricional como aspecto más importante en la compra
56
44
Principios éticos y creencias como aspecto más importante en la compra
8
19
Hoy en día, los productos alimentarios están llenos de sustancias dañinas
51
43
Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (abril 2019), Eurobarómetro 91.3: Seguridad alimentaria en la UE; Factsheet Spain


Los consumidores están preocupados por la seguridad alimentaria; el 51% de los consumidores españoles cree los productos alimentarios están llenos de sustancia dañinas, porcentaje considerablemente superior a la media europea (43%). Las preocupaciones de los consumidores se centran los riesgos relacionados con los residuos de antibióticos, hormonas o esteroides en productos cárnicos (44% UE, 37% España), la presencia de pesticidas en alimentos (39% UE, 45% España), y los contaminantes medioambientales en el pescado, la carne o los productos lácteos (37% UE, 42% España).

A la hora de informarse sobre los riesgos asociados a los productos alimentarios, la televisión sigue siendo el canal más importante (69% UE, 70% España), seguido por Internet (46% UE, 41% España) y los contactos personales (37% UE, 35% España). Las redes sociales juegan un papel mayor entre los jóvenes y los medios escritos (periódicos, revistas) son menos utilizados en España (38% UE, 21% España).

En un contexto de preocupación e incertidumbre, la compra de alimentos locales crea confianza. Este vínculo entre riesgo percibido y la confianza en lo local es una de las fuerzas que empujan al alza la valoración de los productos de proximidad.

D.G.

martes, 28 de mayo de 2019

Gastrocanarias’2019: “apuesta por el producto local, ¿realidad o ficción?”



Nueva edición de este proyecto, en el cual, se supone que el protagonista es el producto canario. Se ha puesto de manifiesto la apuesta por productos kilómetro cero en todos los stands presentes, de una u otra manera, ya sea mediante degustaciones, mediante ponencias, mediante paneles informativos.


Se visualizó en el Aula de Formación de Hecansa el protagonismo del producto local, también se pudo comprobar en el stand del Cabildo de Tenerife con un programa de actividades todos los días en torno a nuestros productos llámese papas antiguas de Tenerife; cebolla de Guayonge; túnidos de Canarias; judías locales; quesos; cochino negro; vinos; mieles, etc. A todo esto, también, hay que sumar la difusión que se hizo en el stand de Gestión del Medio Rural de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias de los productos de las islas.

De todo esto se puede hacer una afirmación: tenemos diversidad y calidad en productos agrarios.

Y una reflexión: hay que apostar de verdad por el producto local de canarias, no dejarlo en meros titulares y que estén en los canales de distribución para que lleguen al consumidor.

Yo consumo producto local, producto km0, ¿y tú?

Mari Paz Gil

martes, 30 de abril de 2019

Max participará en el “Extra de Verano Tacoronte-Acentejo en La Laguna 2019”


Gracias a la colaboración entre la D.O. Tacoronte-Acentejo, el Ayuntamiento de La Laguna y Librería Lemus, los días 13 y 14 de junio del presente estará el historietista Max en la comarca conociendo el sector vitivinícola, la ciudad de Aguere y firmando ejemplares de su amplia obra en librería Lemus.

Max, reconocido autor en el panorama nacional e internacional, es el primer ganador del Premio Nacional de Cómic en 2007 por el álbum Hechos, dichos, ocurrencias y andanzas de Bardín el Superrealista. Otros títulos referentes de su arte son: Gustavo y la actividad del radio, Peter Pank, El Licantropunk, La Muerte Húmeda, El Beso Secreto, La Biblioteca de Turpín, El Canto del Gallo, Como Perros!, Vapor, Rey Carbón y El Tríptico de los Encantados (una pantomima bosquiana), este último para el Museo Nacional del Prado.

Entre sus obras destaca la creación de personajes ya míticos del tebeo español como Peter Pank, Gustavo o Bardín. Artista del grupo fundador de la histórica revista underground El Víbora, editor de la revista de culto Nosotros somos los muertos; también ha publicado su obra e ilustraciones en The New Yorker y en el diario El País, en los suplementos El País de las Tentaciones, El Pequeño País y actualmente en Babelia. Ganador de numerosos premios en el Salón del Cómic de Barcelona por diversos títulos, también ha conseguido el Gran Premio del Salón que se otorga al conjunto de su obra.

El nombre de Max se unirá el próximo junio al de otros historietistas que ya visitaron Tacoronte-Acentejo: Martín Saurí, Manel Fontdevila, Alfonso Zapico, Jaime Martín, Rayco Pulido, Rubén Pellejero, Antonio Altarriba, Kim, Paco Roca, Keko, Miguelanxo Prado, JL Martín, Bartolomé Seguí, Miguel Gallardo y Daniel Torres. Como ya se hiciera en las ediciones anteriores, Max podrá conocer los vinos y viñedos de la comarca Tacoronte-Acentejo en estos días en la isla.

¡Salud, vino y viñetas!

Santi S.

jueves, 4 de abril de 2019

EL VINO DE DENOMINACIÓN DE ORIGEN Y SU COMPROMISO CON EL MEDIO RURAL

Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas


Podremos decir que esa frase resume el sentir de los representantes de las más de 40 Denominaciones de Origen de Vino, de todo el territorio español, que acompañamos a la D.O. Pla i Llevant, en Mallorca,  para celebrar su 20 cumpleaños.

Este encuentro, sirve para poner de manifiesto el papel de las denominaciones de origen como recursos endógenos del territorio, como fuente de sostenibilidad socio-económica para la población del medio rural y como fuente y reparto de valor para los operadores. Todos estos factores hay que divulgarlos, hay que comunicar a la población la aportación de las Denominaciones de Origen al medio rural desde el punto de vista socio-económico, cultural y medio ambiental.

Igualmente, hay que reforzar la difusión del concepto de Denominación de Origen y los valores que van ligados al mismo como son la confianza, la importancia del origen, el arraigo cultural de los territorios, la seguridad alimentaria, la diversidad, la vinculación del vino con la dieta mediterránea. No hay que bajar la guardia, Coca Cola no lo hace.

Coincidiendo con informaciones infundadas que cuestionan estas características, hay que reforzar el mensaje de que estamos ante un producto que es un elemento diferenciador de nuestro país,  la historia así lo avala.

Siendo conscientes del papel que jugamos los viticultores y bodegueros, dentro del medio rural, hay que hacer cómplices y corresponsables a la población en el consumo de nuestros vinos. Esa es una de las tareas que nos marcamos para esta campaña.

En ello estamos.

Mari Paz Gil

miércoles, 20 de marzo de 2019

Los Paisajes del Vino

Viñedos en Acentejo


Estos días se ha celebrado en Gran Canaria el IV Congreso Mundial Territorios de Terrazas y Bancales (ITLA 2019) bajo el lema Re-encantar Bancales. En la web del congreso reconocen los bancales como esas construcciones humanas que se diseñaron y construyeron para luchar contra los condicionantes del territorio y así poder desarrollar la agricultura tan necesaria para las islas. Este modelo de adaptación y supervivencia ha creado paisajes con gran potencial visual.

Solo hay que recorrer mentalmente cualquier paisaje de Canarias y en especial las islas de la provincia occidental para constatar que el uso de bancales es una característica intrínseca de la agricultura de nuestras islas. Tal y como nos recuerda la presentación del congreso estas estructuras son necesarias para superar los condicionantes geográficos como las variaciones climáticas, la difícil topografía del terreno y, como consecuencia, contra marcados procesos de erosión que no permiten los suelos evolucionados.

El congreso ofrece un marco de reflexión muy interesante sobre el que seguro se pueden extraer atractivas líneas de pensamiento y, por qué no, propuestas de intervención novedosas que hagan que el uso tradicional conviva con otros usos de estos espacios que den respuesta a otras necesidades actuales; aunque después de una lectura atenta de los contenidos disponibles (lamentablemente por cuestiones laborales no he podido estar presente) echo en falta un enfoque sobre el paisaje en el que se lo trate como un elemento vivo.

Los paisajes son la representación visual de la interacción cultural del ser humano con la naturaleza, esta última entendida en el amplio sentido de la palabra. La agricultura es una de las interacciones más potentes que existen y, como consecuencia, constructora de muchos de estos paisajes. Pero estos paisajes tienen un sentido económico, aquella máxima que dice que si la agricultura no es rentable no es agricultura. Y si no hay agricultura no se preservarán esos paisajes.

El vino y, por lo tanto, el cultivo de la viña es un ejemplo perfecto de estos paisajes. Ya hemos comentado en algún post anterior que tiene todos los elementos necesarios para contar una gran historia. Una historia de adaptación a las dificultades, de interpretación y trabajo con la naturaleza para lograr obtener lo mejor de la misma; pero también una historia de coincidencias y algo de picaresca. Esta historia de los vinos canarios que ha sufrido altibajos pero que en la actualidad se encuentra en una situación interesante para volver a estar muy viva. Nuestros vinos son originales y de alto interés para algunos de los mercados más dinámicos en el mundo y están en un escaparate por el que pasan 15 millones de personas cada año. Si a esto le sumas la aparición de una nueva generación de bodegueros y bodegueras con muchas ganas de ser alquimistas del placer hedonista, que se combinan con generaciones de saber hacer tradicional, tenemos el perfecto caldo de cultivo para recuperar y revivir parte de nuestro suelo agrícola. Y esto asegurará mantener nuestros paisajes, en evolución buscando las fórmulas que den la tan necesaria rentabilidad, pero y por esos paisajes. Llámenme iluso pero estoy convencido que lo veremos. Insistiré.

Miguel Febles (BiDueño)

lunes, 18 de febrero de 2019

Lo "regional" es el nuevo "bio"

Así rezaba a finales de 2018 el artículo en el periódico alemán Die Zeit, al hacer una detallada revisión de la situación de los alimentos regionales y locales en el comercio minorista de aquel país. Citando el informe anual de alimentación del Ministerio de Alimentación y Agricultura, indica que el 78% de los consumidores alemanes tiene en cuenta el origen regional/local de los alimentos que compran.

Sabemos que estos altos valores que arrojan las encuestas hay que matizarlos por la observación del comportamiento de compra: es fácil declarar la preferencia por productos locales (o productos ecológicos, de bienestar animal, etc.) en las encuestas, porque no toca pagar. Es en la caja del supermercado, a la vista de los diferenciales de precios, cuando actúa la pregunta de si estamos dispuestos a pagar más por estas características.

Pues bien, esta cuestión la tienen en cuenta las cadenas del comercio minorista cuando deciden dar cabida (preferencial) a los productos locales en sus lineales, porque es la rotación del producto, su éxito de ventas, lo que determina su permanencia en el punto de venta. Y las entrevistas a representantes de estas cadenas revelan que también en términos de venta los productos regionales han incrementado sustancialmente su cuota de mercado. La razón principal, como admiten las propias cadenas de distribución, es el empujón que la demanda de los consumidores da a estos productos, porque identifican el origen local con tradición, confianza y autenticidad.

Ante esta demanda creciente, las cadenas han creado sus propias estrategias de marcas regionales, resaltando el origen en el etiquetado de los productos y aglomerando bajo estas marcas una amplia diversidad de productos. De esta forma evitan parte del viejo problema que genera la fragmentación de la producción local en pequeños productores, porque agrupan este amplio abanico de productos bajo una marca regional que hace de paraguas.

Obviamente esta estrategia no evita otros retos que plantea la fragmentación: a) las cadenas necesitan cantidades relativamente grandes y no quieren muchos proveedores para el mismo tipo de producto; b) las cadenas exigen, a todos sus proveedores, certificaciones, capacidad de provisión, marketing y sistemas flexibles de pedidos. La primera cuestión hace pensar en la integración horizontal de la oferta para agrupar productos locales hasta superar un umbral de cantidades mínimas; la segunda cuestión está relacionada con la modernización de la gestión empresarial a pequeña escala.

Es de suponer que esta tendencia hacia una mayor demanda de productos regionales también se haga sentir en el mercado canario. De hecho, ya proliferan en las diferentes cadenas de distribución iniciativas que resaltan el (supuesto) vínculo entre éstas y los productores locales [un ejemplo]. Es en la respuesta organizativa de la producción local ante las demandas de la gran distribución donde sigue estando el principal cuello de botella que limita el éxito de los productos locales (canarios). Posiblemente parte de la satisfacción de la demanda de alimentos locales puestos en el supermercado −para el segmento de "no me mandes al mercadillo"− pase por una oferta neo-local, de productores e intermediarios dispuestos a fijar su atención en la adaptación a los criterios de la distribución. También de estos operadores neo-locales tenemos ejemplos; el cambio está en marcha: la gran distribución ahora quiere "local" − y lo tendrá. Como ocurrió antes con el "bio".

D.G.

martes, 22 de enero de 2019

El viñedo y el frío



El frio invernal no afecta de forma negativa al viñedo, sino que es importante para el futuro desarrollo de la vid. En estos meses se encuentra en reposo invernal o parada vegetativa, la savia deja de circular por la planta, siendo en este periodo de hibernación cuando la planta descansa y se repone. Esto sin duda garantizará un buen ciclo vegetativo, comenzando con la brotación cuando llegue la primavera. Por otro lado se inhibirán o morirán aquellos restos de hongos o insectos, que hayan quedados instalados en las cepas. De forma general, la falta de frío invernal produce una pérdida en la capacidad de brotación del viñedo, influyendo así mismo en la producción final.

Con el avance del cambio climático, que conlleva inviernos más calurosos, deberemos ir compensando la falta de frío, con otras medidas de manejo y diseño del cultivo, ya que no solo jugamos con el clima, sino también con el comportamiento de las diferentes variedades, suelos, etc. Es por todo que la calidad final del vino y su diferenciación dependen en gran medida del cuidado del viñedo, que repercutirá en la calidad final de la uva.


F. D.