miércoles, 2 de enero de 2019

De libros y vinos. Segunda parte


En mi post anterior (véase aquí) les hice una propuesta de libros de “ficción” que me gustan y que, de una u otra manera, están relacionados con el vino. Este post es una segunda parte de esta selección, aunque en este caso son libros donde el vino es el protagonista. Es una pequeña selección que podemos entender como vinos didácticos y muy apropiados para regalar a frikis del vino (si no los tiene ya).

El primero que se me viene a la cabeza siempre que pienso en regalar un libro que hable sobre vinos es Wine Folly, the essential guide to wine. Es el libro perfecto para iniciarse. Me gusta mucho por su cuidada estética. Nos cuenta mucho de lo que debemos saber de forma global a través de infografías e ilustraciones. Es la vuelta al mundo recorriendo variedades de uvas y zonas geográficas en cuidados esquemas y gráficos. Sobre todo es bonito, lo que suele ser una cualidad apropiada para los regalos de estas fechas.

En la misma línea que el anterior puedes encontrar La carta de vinos, por favor, de Adrien Grant Smith, editorial cincotintas. Soy geógrafo y no puedo evitar sentirme atraído por los atlas. Y este es un atlas de las regiones vinícolas del mundo bastante completo: 56 países, 92 mapas y 8.000 años de historia de la viticultura se concentran en esta obra. Digan de una tarde con una buena copa de vino.

Hace algunos meses estuvo Ferrán Centelles en Tenerife y tuve la oportunidad de escucharlo hablar de su libro. Me picó la curiosidad y me lo compré. No me arrepiento. ¿Qué vino con este pato? es una aproximación muy interesante a la ciencia y las teorías del maridaje. El sumiller de elBulli nos ofrece de una forma amena y muy fácil de leer una obra muy completa que recoge por primera vez las distintas filosofías sobre el maridaje, incluida la del propio autor.

Lo citaba Ferrán Centelles en su libro, me gustó lo que comentaba y también me lo compré. El Libro Papilas y Moléculas. La ciencia aromática de los alimentos y el vino de François Chartier es una pequeña joya. Es una obra de consulta para los que nos gusta la ciencia bien explicada. Nos propone una forma novedosa de entender la cocina y de crear maridajes aromáticos perfectos entre vinos y platos. Nos presenta los compuestos aromáticos y nos ofrece una multitud de propuestas armónicas para poner en práctica estos conocimientos. François Chartier reconocido como mejor sumiller del mundo en 1994, es una eminencia de reconocimiento internacional e inventor del movimiento de la sumillería molecular. Puro frikismo para tardes de diversión. A mí me ha hecho idear algunas sorpresas para las cenas y almuerzos de estos días de fiesta.

No puedo terminar sin hacerme eco del gran éxito editorial de estos días, La Bullipedia. Vinos. Contextualización y viticultura. No lo he leído pero supongo que pronto tendré la oportunidad de hacerlo ¿No es así estimado Melchor?. Esta obra está dirigida por Ferran Adrià y Ferran Centelles, y en ella se aplica el método Sapiens, que ha desarrollado el equipo de elBulli, al mundo del vino. En este primer volumen se hace una aproximación al actual concepto de «vino» desde distintos ángulos, a partir de múltiples preguntas: ¿Es el vino un producto natural? ¿Parte de un proceso artesanal o industrial? ¿Es el vino una bebida? ¿Qué papel juega la naturaleza en la producción del vino? ¿Por qué bebemos vino? ¿Dónde bebemos vino? Ya tenía yo ganas de engancharme a una publicación periódica de nuevo. A ver qué tal. Si la compran me avisan y la comentamos, dejando pasar unos prudentes días después de la noche mágica del 5 de enero.

Por último, me atrevo a sugerir un libro sobre arte. Dalí. Los vinos de Gala. Con este título creo que está todo dicho. Es la continuación del libro de cocina de Salvador Dalí Les dîners de Gala. Como nos cuentan en editorial Taschen el libro explora los muchos mitos de la uva a través de sensuales y subversivos textos y trabajos del genio del surrealismo español, siempre fiel a su máxima: “Un verdadero entendido no bebe vino, saborea sus secretos”. Una joyita para la biblioteca.

Miguel Febles (BiDueño)